16 dic. 2015

¡“Siente la Miseria”: el regalo más irónico para ésta navidad!

Peaceville Records - Septiembre de 2015

 
¡Ya disponible en su iglesia más cercana!

Feel the Misery es el decimotercer (¡!) full-length de los ingleses My Dying Bride, una de las bandas más importantes e influyentes en la escena del metal extremo (para fans del death, del doom y del gothic metal). Hay muchas cosas que podría decir para empezar a hablar sobre éste álbum en particular, pero creo que todo se resumen mejor en una sencilla frase: “Álbum del Año”. En serio, y sin exagerar. Y sí, ya sé que todavía estamos en noviembre y que falta más de un mes para que termine el año pero, siendo realista, dudo mucho que en ese tiempo alguien publique un disco más chido que éste.

¿Y qué hace tan bien éste álbum que lo convierte en el mejor del 2015? ¿Cómo le hicieron los de MDB para destronar a todos los demás lanzamientos del género (incluyendo a la genial y monstruosa máquina de riffs lanzada por Melechesh con Enki, aunque fuera por muy poquito)? Pues, en primer lugar, My Dying Bride llevan más tiempo en el negocio de lo tétrico y lo deprimente que el resto de su “competencia”, lo cual les otorga un nivel de experiencia e intuición musical que muy pocos otros tienen. En segunda, la banda ha sabido adaptarse mejor que otros a sus propios cambios internos, como cambios repentinos de alineación, sacando lo mejor de sí mismos para superar tales obstáculos. Éstos ingleses han estado experimentando con diferentes variaciones de la misma fórmula desde su debut, As the Flowers Wither (1992), con muy pocas excepciones (Evinta, 2011) o pasos en falso (34.788…% Complete, 1998). Debido a ello (o a pesar de ello, según algunos), la banda ha sabido mantener, ya por 25 años, un sonido coherente pero variado, con cada uno de sus álbumes sonando diferente al anterior, pero siendo perfectamente identificable como My Dying Bride.

Y Feel the Misery continúa con la tradición. A diferencia de su disco anterior, A Map of All Our Failures (2012), cuyo sonido rayaba casi en el funeral doom, con sus ritmos pesados, ultra-lentos y preocupantemente deprimentes, éste disco nos muestra una faceta del sonido MDB más cercana a lo que escuchamos con The Dreadful Hours (2001): una mezcla más equitativa de los elementos death, doom, y góticos, con una producción más robusta y composiciones en general más elaboradas. Bueno, en realidad, casi todo el catálogo de ésta banda consiste en clases magistrales sobre el uso de la melodía y la armonía, algo muy bien ejemplificado en álbumes como For Lies I Sire (2009) o Evinta, o en el EP The Manuscript (2013). Pero en éste álbum, además de eso, suceden más cosas dentro de cada canción, con variaciones de tempo, cambios en el estilo vocal, y lo más importante: una gran cantidad de riffs. Y es aquí donde entra la cuestión de adaptarse a los cambios internos de la banda.

4 dic. 2015

Razón para tener cabello largo, número 1:

Nuclear Blast Records - Febrero de 2015

Tranquilos: la música en el disco es mil veces mejor que la portada.

Enki es el más reciente álbum de la agrupación de Metal Extremo israelí Melechesh. Vamos a poner eso en contexto: son una banda proveniente de Medio Oriente, específicamente de la “Tierra Prometida” (Jerusalén, así es), que empezaron su carrera tocando black metal con temas ocultistas y paganos. Eso es tener huevos. Aun así, como era de esperarse, la banda no tardó en verse metida en problemas con las autoridades religiosas de la región, tanto judías como musulmanas (alias “el Estado”), así que tuvieron que moverse a Holanda para seguir haciendo su arte. No me voy a poner aquí a lanzar diatribas contra la religión y sus creencias arcaicas y sus métodos draconianos, pero… pues qué mal pedo, ¿no?

Afortunadamente, aquella resultó ser la decisión correcta para Melechesh, pues gracias al cambio de ubicación y a las nuevas influencias musicales y culturales que éste conllevó, la banda puro forjar el sonido que actualmente los caracteriza. Y suena bien chido. Básicamente, Ashmedi y compañía crearon un sonido death/black con grandes influencias de thrash e incluso algo de heavy metal más tradicional, todo con un toque casi rocanrolero en la ejecución, incorporando enormes cantidades de influencia folklórica de su tierra natal, tanto en la música como en los temas líricos. Sin embargo, a diferencia de otras bandas con sonido de “Medio Oriente”, Melechesh no incorporan nada más una que otra melodía ambiental arabesca en medio de sus composiciones de metal. Al contrario: la enorme mayoría de sus riffs, melodías, y ritmos están basados en la música tradicional del Medio Oriente. Y, repito, suena bien chido.

3 dic. 2015

Ésa Robotina se ha puesto muy sexy ultimamente...

Alex Garland, 2015

Hasta los robots usan tops y calzones.

Ex_Machina es un thriller de ciencia ficción dirigido por Alex Garland y lanzado en enero del 2015. El filme está estelarizado por Alicia Vikander, Sonoya Mizuno, Domhnall Gleeson (que salió en Harry Potter como uno de los Weasley… creo) y Oscar Isaac (quien ha salido en un montón de cosas). Y ya. Básicamente toda la película son ellos cuatro, pues nadie más aparece en pantalla por más de 5 minutos en total. Y a pesar de ello (o tal vez debido a ello), ésta película es excelente. Ésta película es muestra de que no se tiene que ser un snob para poder apreciar el buen cine internacional e independiente. Pero mejor vamos a ver primero de qué trata la película ésta.

Situada como 20 minutos en el futuro, Ex_Machina cuenta la historia de Caleb (Gleeson), un chico que trabaja como programador en una empresa llamada Bluebook, creadora del motor de búsqueda por Internet más popular y exitoso de la historia (una sutilísima referencia a “Quién-sabe-quéoogle”). Como parte de una dinámica de ésas de oficina para “incentivar” a los empleados, Caleb gana un viaje de una semana a la guarida de Nathan (Isaac), CEO de Bluebook y creador del algoritmo que utiliza el motor de búsqueda.


18 nov. 2015

Los Tecuanes y su relación con el ganado.

Éste es otro trabajo para los compañeros de la Escuela de Bellas Artes de Naucalpan. Básicamente, el grupo en cuestión de la Licenciatura en Danza Folklórica, quieren presentar en vivo una cosa que se llama Danza de Tecuanes, que vieron en un evento al que fueron a Puebla. Pero, como está fuera del programa de estudio, profesores y directivos les ponen un montón de trabas y requisitos ridículos (investigaciones, redacción de proyectos formales, etc.).

Uno de tantos requisitos ridículos, es la redacción de un guion escénico (como el de una obra de teatro, o una película), en el cual se van a basar para realizar la presentación de la danza. En primera, yo jamás había escuchado que se necesitara de un guion de tal tipo para presentar una danza tradicional. En segunda, la Danza de Tecuanes es casi completamente improvisada. Claro, hay ciertas acciones y ciertos pasos o movimientos que tienen que suceder, para mantener la tradición de la danza pero, de ahí en fuera, casda quién va haciendo más o menos lo que se le ocurre. Ésto me dejo algo muy en claro: más que como un requisito serio o de interés académico, ésto nada más se los pedían por joder.

La directora de la EBAN se formó en el mismo lugar y va a la misma estética que ésta... persona.

Episodio 37: El Despertar del Nerd

El texto siguiente lo escribí a encargo de un estudiante de la Universidad abierta, para su materia de Redacción de Textos Academicos (o algo así). Y no, no fue simpletmente porque le haya dado hueva redactar un par de cuartillas y hubiera preferido pagarle a alguien por hacerlo. En realidad, fue porque antes de iniciar le redacción, los estudiantes no escogieron sus temas, sino que les tocaron por sorteo. A ésta persona en particular le toco el tema de "La Energía Oscura". Lamentablemente, al igual que la inmensa mayoría de la gente, no tenía ni la más minúscula noción en tema de astrofísica o mecánica cuántica. Según sus propias palabras, se enteró de la existencia de la energía oscura cuando le tocó redactar sobre el tema.

"Su falta de conocimientos en física cuántica me resulta... molesta, estudiantes."

Y ahí es donde entro yo. Al parecer, mi fama de nerd me precede más de lo que yo me había imaginado, así que pidió mi ayuda para la redacción, porque no le entendía NADA a las fuentes de información que ya había encontrado. Y yo dije "bueno". Sin embargo, la primera versión que entregue del texto académico sobre la energía oscura no tuvo el éxito que yo esperaba. Me dijo que tampoco le habia entendido ni un poquito, y que si le tocaba elaborar sobre el tema, se lo iba a cargar la fregada. Así que, después de varios intentos, entregué la siguiente versión final, notoriamente menos académica.

7 (o 45) motivos por los que "El Increíble Castillo Vagabundo" no tiene ningún sentido.

Éste texto fue para un trabajo que presentaron unos chicos para su clase de Expresión Corporal, en la Escuela de Bellas Artes de Naucalpan. Al parecer, su intención era presentar una versión sin diálogos y bastante sintetizada de El Increíble Castillo Vagabundo, de Hayao Miyazaki. La idea era que yo les redactara una especie de sinopsis para que ellos hicieran un montaje totalmente original. Sin embargo, mi sinópsis de 2 páginas les pareció demasiado larga, ya que al parecer sólo contaban con 15 minutos para su presentación.

Siendo así, una chica del equipo hizo como una sinópsis-de-la-sinópsis, y al final sólo me pidieron que corrigiera la gramática y las secuencias de eventos. El documento que me entregaron, de poco menos de página y media, no tenía pies ni cabeza. Era como si hubieran metido el original a una licuadora, le hubieran quitado la cuarta parte, lo hubieran licuado de nuevo, y lo hubieran vertido sobre hojas nuevas. Algunos personajes les adjudicaban acciones, que no les correspondían, o les cambiaban el nombre de repente. Después de hacer lo que pude por ordenar las frases y "párrafos" del texto, me dí cuenta de que lo que leía seguía sin tener sentido, así que no pude evitar deslizar algunos comentarios humoríticos al respecto en la estructura de la nueva "sinópsis".

 "La neta ni vi la película antes de re-escribir tu sinópsis, chavo..."

29 oct. 2015

"... I Drive."


(El Conductor)
Nicolas Winding Refn, 2011

Aquí no hay ningún Vin Diesel. Piérdete, niño.

Drive es una película del año 2011, basada en la novela del mismo nombre escrita en 2005 por James Sallis. La adaptación está dirigida por el danés Nicolas Winding Refn y protagonizada por Ryan Gosling, en el papel del innombrado Conductor (“Driver”), un sujeto que de día tiene varios trabajos que tienen que ver con autos, como mecánico y conductor de riesgo para producciones de Hollywood. Sin embargo, de noche, Driver tiene una chamba de medio tiempo más interesante: es un conductor de huida por contrato, o sea, diversos tipos de criminales lo contratan para que les sirva como transporte luego de sus actividades ilegales, pero sin que participe de las mismas.

Basado en tal descripción, uno podría esperarse una película más o menos del tipo de la tristemente célebre saga de Rápidos y Furiosos. Pero nada más alejado de la realidad (bendito sea Cthulhu). Más bien, Drive es una especie de neo-noir con gran influencia de las clásicas películas de crimen de los 70’s y 80’s. En resumen, esto hace que se parezca mucho más a filmes como GoodFellas o Reservoir Dogs, con toques de cine clásico europeo, que a la porquería ésa que mencioné antes. El filme sólo contiene dos persecuciones en auto importantes, las cuales son realizadas de forma calculada y precisa, al contrario que en la famosa serie antes citada, donde más bien son realizadas con un total desprendimiento y desdén por cosas como la trama, la lógica o las leyes de la física.

24 sept. 2015

Fatal Insomnio


Prophecy Productions - Octubre de 2014

"Raid Casa y Jardín me la pela. Baygon Verde es un pendejo..."

Hay una cosa que me gusta mucho, pero que tristemente sucede muy pocas veces. Cuando el pueblo se encabrona y quema un palacio de gobierno por completo, o lincha policías corruptos, o toma planteles escolares, o sale a las calles a protestar sin miedo… pero no es eso de lo que tengo que hablar aquí. Hay otra cosa que me gusta mucho y sucede muy poco: cuando una banda lanza un álbum completamente diferente a lo que yo esperaba (o a lo que yo deseaba) y, aun así, el resultado termina gustándome lo mismo o incluso más que mi expectativa. Y notarán que ambas cosas tienen algo en común: el rechazo al conformismo.

Y, justamente, los alemanes de Bethlehem han hecho exactamente eso con su último álbum, Hexakosioihexekontahexaphobia (y sí, puedo pronunciar eso sin problema), término que significa “miedo al número 666”, porque al parecer existe una competencia secreta para inventar el miedo más estúpido posible. Después de haber lanzado un por demás lamentable remake de su clásico disco S.U.i.Z.i.D., seguido en 2010 por un EP titulado Stönkfitzchen, con el cuál parecía que intentaban fusionar su sonido goth rock reciente con su más clásico “dark metal”, la banda se tomó 4 años para lanzar un disco que yo esperaba (y sé que no fui el único) regresara por completo, o al menos en gran parte, al tétrico y enloquecido asalto sonoro del álbum Dictius Te Necare, como Jürgen Bartsch (único miembro original de la banda) había dicho en anteriores entrevistas.

22 sept. 2015

Con el Corazón Cortado


The End Records - Julio de 2014

 Arte conceptual para la versión existencialista desechada de Intensamente.

Siempre he pensado que la segunda mitad de cada año, aunque no es necesariamente la más prolífica, sí es la que tiene los mejores lanzamientos, en cuanto al Metal se refiere. Esta hipótesis parece ser comprobada por uno de los primeros discos que escuché luego de iniciado el séptimo mes de 2014: Bled White de Novembers Doom. Éste es, para decirlo en pocas palabras, el mejor álbum de doom metal de éste año. Bueno, death/doom, pa’ los cuates, pues. Y sí, ya sé que dije casi lo mismo del Melana Chasmata de Triptykon, pero ése disco no es puro death/doom. Es… es algo más complicado que eso.

Y aunque el 2014 no fue precisamente el mejor año para el doom en general (los mejores laszamientos del género fueron mayormente ignorados), lo cual podría ocasionar que mi anterior afirmación sobre éste álbum sea menos impresionante, también puedo asegurarles que éste full-length es el mejor que la banda ha publicado desde el muy apreciado The Novella Reservoir, de 2007. ¿Y qué es eso que les falta a tantos otros álbumes que éste sí tiene? La respuesta es muy simple: riffs. Permítanme escribirlo nuevamente nuevamente, con la intención correcta ésta vez:

21 sept. 2015

Creadores de Divinos Sufrimientos


Prowling Death Records/Century Media Records - Abril de 2014
 
Giger: el artista gráfico oficial de tus peores pesadillas.

Y no, no es una cuestión de sado-masoquismo, ni mucho menos. Es sobre la experiencia que ésta banda sabe crear mucho mejor que la gran mayoría. Porque Tom Warrior no hace música para que te guste. No hace música para que te admires por lo talentoso que es. No hace música para hacerse famoso; una vez lo intentó, y aprendió de la manera más dura el terrible error que ello representa. No. Tom Warrior hace música como ya muy poca gente en la escena la hace: con honestidad. Y no solo honestidad moral o ética, también emocional. Si está encabronado, escribe canciones que suenan encabronadas. Si el tipo te odia, ten por seguro que va a escribir, al menos, una canción al respecto. Y va a estar tan chida, que cuando la escuches te vas a enfermar del hígado. (Si persisten las molestias, consulte a su médico.)

Ya todos conocen (o deberían conocer, herejes…) la trayectoria del Maestro Thomas Gabriel Fischer, así que no me extenderé al respecto. Basta decir que su legado con Hellhammer y Celtic Frost está entre los tres más importantes para la creación del Metal Extremo y todos los estilos que el término abarca. En serio: todos. Pero mejor regresemos al tema antes de que me ponga a divagar, m’hijitos.

19 sept. 2015

Otra Bandera Roja. Y otra, y otra...


Fuel Records - Mayo de 2014

Luego por qué dicen que comunista y satánico es la misma cosa...

Dark Lunacy: la banda italiana de death metal sinfónico más éxitosa e impactante de la historia… en México y en Rusia. Y creo que nada más. El resto del mundo ahorita anda traumado con Fleshgod Apocalypse, porque “No mames!!! Tokan bien rápido y bien épico y bien LOCO!!!”. Independientemente de eso, fue definitivamente una de mis bandas favoritas, por ahí del 2002 al 2006, más o menos. En primera, porque obviamente estaba yo más chavo y pensaba (literalmente) que eran una de las mejores bandas que jamás habían existido. Neta.

En segunda, porque en aquella época, ésta agrupación italiana se dedicaban a algo que prácticamente nadie más (salvo, tal vez, Haggard) estaba haciendo: combinar un Death Metal rápido, crudo y agresivo, de toques sabor a At the Gates, con elementos sinfónicos integrados directamente en la composición principal, no solo como intros o interludios. Esto, en los primeros años del nuevo milenio (del 2000 al 2005, aproximadamente) era verdaderamente una novedad, pues muy pocas bandas lo habían intentado antes con éxito y siempre muy en el underground. Además, Dark Lunacy fue una de las bandas responsables de que los niños “darkis” y las chicas góticas y sus preocupados o negligentes padres se enteraran de que el Death Metal era una cosa que existía.

“Feel the hunger of the dark explorer, BURN!!!”


Season of Mist - Junio de 2014

"Siento que me desnudan con la mirada..."

Seré honesto con ustedes: tengo una tremenda debilidad por arreglos de Death y Black Metal sinfónicos, siempre y cuando sean realizados competentemente, así que ha sido un viaje bastante agradable para un servidor el escuchar los últimos discos de ésta legendaria banda Griega, y comprobar cómo han ido transformando las imágenes operáticas mayormente sintetizadas de sus discos anteriores en paisajes orquestales genuinos.

Ciertamente, aún tengo un interminable aprecio por discos pioneros del sonido sinfónico en los 90’s, como Theli, Ceremony of Opposites, In the Nightside Eclipse y demás, cuando las discográficas tristemente aún no tenían el presupuesto o la exposición necesaria para financiar una sinfónica “de a de veras”. Sin embargo, el poder disponer de una genuina horda de músicos conlleva el beneficio de un sonido intrínsecamente más rico y vivaz, proporcionado por los coros y las cuerdas y los vientos y las percusiones, en contraste con aquel producido por un teclado y unos dedos y unas chelas.

17 sept. 2015

Ésta entrada es una reseña, aunque al principio no parezca. Neta.


Ahora que ya pasó toda la parafernalia y la falsedad asociada con el 16 de septiembre, podemos al fin concentrarnos en conmemoraciones políticas de mucha más actualidad e importancia para la vida nacional, justamente ésas cosas de las que Peña Nieto quiere que te olvides a base de gritar "Viva", seguido de nombres y conceptos que él mismo no entiende. Cosas como el primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, o el próximo 47 aniversario de la Matanza del 2 de Octubre. Cosas de ésas que la gente olvida con unos fuegos artificiales, un pozole y unos tragos.

“¿Pero de qué diablos está hablando este tipo?”, se preguntarán algunos de ustedes. “Si todo mundo sabe lo que pasó el 2 de Octubre de 1968”. Claro. Todo el mundo sabe del 26 de Septiembre y del 2 de Octubre y que se trató de “conflictos entre estudiantes y el gobierno”, de la misma forma en que todo el mundo sabe de Mario Bros. y que se trata de un videojuego. Y sí, eso es lo que todo el mundo sabe. Pero nada más. Ya muchos olvidaron cuáles fueron las causas del movimiento estudiantil del ’68. Ya muchos olvidaron qué era por lo que se luchaba. Ya muchos olvidaron incluso el precio que se tuvo que pagar por ello.

"En serio, señor, le juro que la reseña está más abajo. Sígale leyendo."

Doblegados por el Pecado.

Al igual que en mi última reseña musical, voy a empezar éste texto dando por ciertas cosas que, en realidad, no me constan. Porque seguramente, todos han oído hablar del infame género musical llamado country. Claro que sí. Lo más probable, es que al leer esa palabra, se hayan imaginado a unos tipos, gringos sureños, con un banjo, una armónica y vestidos de cowboys fracasados, cantando melancólicamente sobre lo ridículamente tediosa que es la vida campirana en los States. También, es probable que alguien entre ustedes más bien haya pensado, por alguna razón, en algo así como Shania Twain. u otros de su misma calaña. A esa persona le diré solo una cosa: ¿Qué diablos pasa contigo?

Como sea. A estas alturas, la mayoría de ustedes ya han de estar sospechando que les voy a recomendar un disco de country, y ya se estarán lamentando de lo terriblemente aburrido y atípico de mí que sería eso. Sin embargo, aquellos que se hayan levantado de la cama esta mañana sintiéndose ligeramente más brillantes, se estarán preguntando “¿y por qué nos recomiendas algo que incluso tú mismo consideras aburrido?”. Pues, simple y sencillamente, porque el álbum que les vamos a recomendar no tiene nada en común con el country al que están acostumbrados, salvo el nombre.

Tribulation Recording Co. - Octubre de 2008


¡Duelo de miradas!

"La gente haría cualquier cosa por una papa..."


(Empire of the Sun)
Steven Spielberg, 1987


¿Así que ustedes creen que los nazis eran los únicos que usaban aquellos infames campos de concentración? Para que lo sepan, la mencionada y terrible práctica también fue implementada, entre muchos otros, por el ejército japonés durante la ocupación de China. Porque, aunque al gobierno nipón le gustaría olvidarlo, Japón y China estuvieron en guerra (una de tantas veces) entre 1937 y 1945. Lo de la guerra contra E.U. fue solo como los japos intentaban salir de la rutina.

Este film nos cuenta la historia de Jamie Graham (Christian Bale), un niño inglés de clase alta que, durante el conflicto, es separado de sus padres, con quienes vivía en territorio ocupado en China. Después de sobrevivir unos meses abandonado en su casa, decide salir a la calle, donde es capturado por soldados Japoneses, junto con un marino estadounidense llamado Basie (John Malkovich). Ambos son llevados a uno de los mencionados campos de concentración, junto con soldados ingleses, estadounidenses, y pobladores de China.

La Negra Silueta de la Ciudad


¿Han oído ustedes hablar del Jazz? Me imagino que sí. Ese importante género de la música cuya variedad en estilos es rivalizada por pocos, algunos de los cuales (como el Metal, por ejemplo), no gozan de tan buena fama. Pero, ¿quiénes de ustedes han escuchado el Jazz? Me imagino que pocos. Y no los culpo por ello. Al igual que el mencionado hijo bastardo del Rock, con quién ha experimentado más que el ocasional flirteo, el Jazz ha tenido que hacer su lucha por hacerse escuchar entre toda la horda de música súper-sencilla y manufacturada que los medios nos hunden a la fuerza por la garganta. O los oídos, más bien. A pesar de su variedad y riqueza e importancia cultural, el Jazz sigue siendo un fenómeno artístico esencialmente “underground”, por decirlo de cierta manera, simultáneamente para deleite y frustración de muchos fanáticos.

Otro de los géneros a los que el Jazz ha influenciado, y por los que ha sido influenciado a su vez, es el llamado Ambient, que, como su nombre parece sugerir, más que generar piezas maestras de musicalidad y técnica, se basa en la creación de ambientes (no, ¿en serio?) y estados de ánimo, con sencillas y sutiles melodías. Reluctantemente, podríamos describirlo como una versión relajada de “música de elevador”, como la llaman groseramente sus detractores (y la mayoría de la gente, más bien). Precisamente, el espécimen al que analizaremos a continuación es resultado de algún tipo de coito musical entre estos dos géneros.

Wonder Records - Febrero de 2000

Cuando los de Street View de Google se ponen artísticos...

15 sept. 2015

"Nosotros somos los muertos."

(George Orwell, 1949)


El Gran Hermano Siempre te Observa.

Te sientas en una silla, en tu cuarto. Las luces están apagadas, pero no porque tú lo quieras así: la bombilla se fundió, y no has podido conseguir un repuesto. A pesar de la oscuridad, sabes que te están observando. Comienzas a analizar la habitación en la que te encuentras. Todo está en un estado lamentable, como si acabara de haber sufrido un desastre. Las paredes están derruidas, el techo se cae a pedazos, la calefacción no funciona, las tuberías se atascan con la mayor facilidad. Entonces piensas en comer. Recuerdas que en tu igual de descompuesto refrigerador, no hay nada más que pan duro, y un sustituto sintético de ginebra. Todo eso es lo que el gobierno te ha proporcionado para vivir.

Pareciera que todo fue siempre de este modo. Sin embargo, tu instinto te dice que no es así. Algún recuerdo ancestral te dice que las cosas están horriblemente mal, y que no pudieron ser siempre así. Intentas encender un cigarrillo (también proporcionado por el gobierno), pero el tabaco se derrama. Lo peor del caso, es que el gobierno no te proporcionó ninguna de éstas cosas gratis. Todas ellas salieron de tu trabajo para ese mismo gobierno, y el Partido que lo controla, y que lo ha controlado durante décadas.

14 sept. 2015

"Pinche Tom..."

Oigan. OIGAN. ¿Se acuerdan de esa película, "Ninfómana", en la que se veía un monton de SEXO, y que además tenía 2 partes, y en la segunda había un montón de SEXO BIEN ENFERMO? ¿Sí, se acuerdan? Pues esa NO es la película de la que voy a hablar a continuación. Pero SÍ es del mismo director, nomás que ésta salió antes y está más chida.

(Lars von Trier, 2003)

"Todos te odiamos, Tom..."

Dogville es una película bastante inusual, situada en un periodo de tiempo caracterizado por sus rarezas sociales, durante la terrible recesión de los 30’s en E.U.A., donde el país era casi gobernado por las nacientes Mafias “del Alcohol”, y prácticamente nadie sabía qué onda con sus vidas. Esta situación extraña nos lleva a un pueblo bastante extraño, en un escenario aún más extraño, en lo que el director llama un “drama filosófico”. Órale… 2003 era una época más sencilla, cuando Von Trier era un poquito más sutil, y sus pelis, efectivamente, eran más "dramas filosóficos" que "brutales tragedias existenciales".

13 sept. 2015

"A su izquierda, podrán ver unos demonios en su estado natural."

Century Media Records/Prowling Death Records - Marzo de 2010

Pretty...


Aquellos que lleven ya un tiempo metidos (ahem…) en esto del metal, seguramente ya habrán oído el nombre de Celtic Frost, una infame banda a la que prácticamente se le debe el desarrollo (si no es que la misma creación) de aquello llamado “metal extremo” (y todos sus miles de hijitos o sub-géneros) ya que, en la década de los 80’s, se dedicaron a crear música que sobrepasaba las expectativas de la mayoría de los metaleros… y de la gente en general.

24 jul. 2015

"Walrus Brothers presenta...!"




Luthier. Vocablo de origen francés, que se refiere a aquella persona que construye, o arregla instrumentos musicales. En este caso, tenemos a un grupo de músicos-actores-comediantes-todólogos, que se dispusieron a interpretar su inusual forma de arte con el uso de algunos instrumentos bastante... exóticos. Se los describiríamos, pero es mejor que los vean por ustedes mismos. Sólo digamos que después de verlo, serán tan creyentes, que no lo podrán creer.

 
¿A poco no estos tipos se ven súper creyentes?

23 jul. 2015

A ese Balrog le gusta el Boogie!



(ADVERTENCIA: La siguiente reseña fue redactada en una instalación donde se consume MUCHO Boing! de Uva. Se recomienda tomar las precauciones correspondientes.)

Bien, ahora, robaré un poco más de su valiosísimo tiempo para hablar de música… Sí, música (no, ya en serio). Música de esa que no sale en la radio, ni en MTV, o VH1, ni en esos programitas de videos chafas del Once; siendo mi humilde intención que aunque sea algunos cuantos entre ustedes emprendan un épico viaje por caminos insondables para ampliar sus horizontes espirituales y… bueno, para que tengamos más cultura, pues.


The End Records - Agosto de 2006

 
Hace unos quinientos años, en Suecia, mucho antes del McDonalds, de Playboy y del Internet, existió un grupo de músicos cuya música podía complacer a todo corazón anhelante y/o inconforme. Tocaban como un coro celestial, y aún así, la Iglesia los capturó y condenó a muerte, por predicar cosas “peligrosas” y tocar música “pecaminosa”. Ahora, en el siglo XXI, seis de los descendientes de estos músicos se han reunido para sacarle nuevo brillo a su legado… o, al menos, eso es lo que ellos dicen.