16 dic. 2015

¡“Siente la Miseria”: el regalo más irónico para ésta navidad!

Peaceville Records - Septiembre de 2015

 
¡Ya disponible en su iglesia más cercana!

Feel the Misery es el decimotercer (¡!) full-length de los ingleses My Dying Bride, una de las bandas más importantes e influyentes en la escena del metal extremo (para fans del death, del doom y del gothic metal). Hay muchas cosas que podría decir para empezar a hablar sobre éste álbum en particular, pero creo que todo se resumen mejor en una sencilla frase: “Álbum del Año”. En serio, y sin exagerar. Y sí, ya sé que todavía estamos en noviembre y que falta más de un mes para que termine el año pero, siendo realista, dudo mucho que en ese tiempo alguien publique un disco más chido que éste.

¿Y qué hace tan bien éste álbum que lo convierte en el mejor del 2015? ¿Cómo le hicieron los de MDB para destronar a todos los demás lanzamientos del género (incluyendo a la genial y monstruosa máquina de riffs lanzada por Melechesh con Enki, aunque fuera por muy poquito)? Pues, en primer lugar, My Dying Bride llevan más tiempo en el negocio de lo tétrico y lo deprimente que el resto de su “competencia”, lo cual les otorga un nivel de experiencia e intuición musical que muy pocos otros tienen. En segunda, la banda ha sabido adaptarse mejor que otros a sus propios cambios internos, como cambios repentinos de alineación, sacando lo mejor de sí mismos para superar tales obstáculos. Éstos ingleses han estado experimentando con diferentes variaciones de la misma fórmula desde su debut, As the Flowers Wither (1992), con muy pocas excepciones (Evinta, 2011) o pasos en falso (34.788…% Complete, 1998). Debido a ello (o a pesar de ello, según algunos), la banda ha sabido mantener, ya por 25 años, un sonido coherente pero variado, con cada uno de sus álbumes sonando diferente al anterior, pero siendo perfectamente identificable como My Dying Bride.

Y Feel the Misery continúa con la tradición. A diferencia de su disco anterior, A Map of All Our Failures (2012), cuyo sonido rayaba casi en el funeral doom, con sus ritmos pesados, ultra-lentos y preocupantemente deprimentes, éste disco nos muestra una faceta del sonido MDB más cercana a lo que escuchamos con The Dreadful Hours (2001): una mezcla más equitativa de los elementos death, doom, y góticos, con una producción más robusta y composiciones en general más elaboradas. Bueno, en realidad, casi todo el catálogo de ésta banda consiste en clases magistrales sobre el uso de la melodía y la armonía, algo muy bien ejemplificado en álbumes como For Lies I Sire (2009) o Evinta, o en el EP The Manuscript (2013). Pero en éste álbum, además de eso, suceden más cosas dentro de cada canción, con variaciones de tempo, cambios en el estilo vocal, y lo más importante: una gran cantidad de riffs. Y es aquí donde entra la cuestión de adaptarse a los cambios internos de la banda.

4 dic. 2015

Razón para tener cabello largo, número 1:

Nuclear Blast Records - Febrero de 2015

Tranquilos: la música en el disco es mil veces mejor que la portada.

Enki es el más reciente álbum de la agrupación de Metal Extremo israelí Melechesh. Vamos a poner eso en contexto: son una banda proveniente de Medio Oriente, específicamente de la “Tierra Prometida” (Jerusalén, así es), que empezaron su carrera tocando black metal con temas ocultistas y paganos. Eso es tener huevos. Aun así, como era de esperarse, la banda no tardó en verse metida en problemas con las autoridades religiosas de la región, tanto judías como musulmanas (alias “el Estado”), así que tuvieron que moverse a Holanda para seguir haciendo su arte. No me voy a poner aquí a lanzar diatribas contra la religión y sus creencias arcaicas y sus métodos draconianos, pero… pues qué mal pedo, ¿no?

Afortunadamente, aquella resultó ser la decisión correcta para Melechesh, pues gracias al cambio de ubicación y a las nuevas influencias musicales y culturales que éste conllevó, la banda puro forjar el sonido que actualmente los caracteriza. Y suena bien chido. Básicamente, Ashmedi y compañía crearon un sonido death/black con grandes influencias de thrash e incluso algo de heavy metal más tradicional, todo con un toque casi rocanrolero en la ejecución, incorporando enormes cantidades de influencia folklórica de su tierra natal, tanto en la música como en los temas líricos. Sin embargo, a diferencia de otras bandas con sonido de “Medio Oriente”, Melechesh no incorporan nada más una que otra melodía ambiental arabesca en medio de sus composiciones de metal. Al contrario: la enorme mayoría de sus riffs, melodías, y ritmos están basados en la música tradicional del Medio Oriente. Y, repito, suena bien chido.

3 dic. 2015

Ésa Robotina se ha puesto muy sexy ultimamente...

Alex Garland, 2015

Hasta los robots usan tops y calzones.

Ex_Machina es un thriller de ciencia ficción dirigido por Alex Garland y lanzado en enero del 2015. El filme está estelarizado por Alicia Vikander, Sonoya Mizuno, Domhnall Gleeson (que salió en Harry Potter como uno de los Weasley… creo) y Oscar Isaac (quien ha salido en un montón de cosas). Y ya. Básicamente toda la película son ellos cuatro, pues nadie más aparece en pantalla por más de 5 minutos en total. Y a pesar de ello (o tal vez debido a ello), ésta película es excelente. Ésta película es muestra de que no se tiene que ser un snob para poder apreciar el buen cine internacional e independiente. Pero mejor vamos a ver primero de qué trata la película ésta.

Situada como 20 minutos en el futuro, Ex_Machina cuenta la historia de Caleb (Gleeson), un chico que trabaja como programador en una empresa llamada Bluebook, creadora del motor de búsqueda por Internet más popular y exitoso de la historia (una sutilísima referencia a “Quién-sabe-quéoogle”). Como parte de una dinámica de ésas de oficina para “incentivar” a los empleados, Caleb gana un viaje de una semana a la guarida de Nathan (Isaac), CEO de Bluebook y creador del algoritmo que utiliza el motor de búsqueda.