8 sept. 2016

Spotlight, Trump y la Intolerancia



De cómo el tupé más odiado del mundo le quitó su Oscar a Mad Max.
(Publicado originalmente en La Venganza de Cthulhu)

“Cuando eres un niño pobre y vienes de una familia pobre y un cura te presta atención a ti, es algo muy especial.
¿Cómo le dices que no a Dios?”
-Phil Saviano, Spotlight.

Spotlight es un filme dramático de finales del 2015, dirigido por Tom McCarthy. Cuenta la historia, basada en hechos reales, del equipo de investigación del diario Boston Globe durante los primeros años de la década pasada (la historia comienza poco antes de los atentados del 11/09/2001), mientras investigaban y publicaban uno de los primeros reportes masivos sobre el abuso sexual a menores por parte de la Iglesia Católica.

Marty Baron llega a Boston como el nuevo director del Globe, y asigna al equipo de investigación Spotlight (“¡Ah, por eso se llama así la película…!”) para seguir la pista de una serie de demandas en contra de un cura local por cargos de abuso sexual, levantadas algunos años atrás. Mientras investigan más y más a fondo, entrevistando a varias víctimas traumatizadas, clérigos corruptos, abogados inmiscuidos y sobornados, descubren que la amenaza del abuso sexual en la comunidad católica de Boston llega mucho más arriba de lo que ellos habían sospechado, y mucho más allá de Boston. La película cuenta con un gran elenco, incluyendo a Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, y Stanley Tucci, entre otros. Ya saben, por si andan de humor de ver a Batman y a Hulk discutir sobre padrecitos pedófilos.

Como muchos ya sabrán, el pasado mes de febrero, Spotlight se llevó de forma muy sorpresiva el premio Oscar en la categoría de Mejor Película, reclamando el galardón que se creía en disputa únicamente entre The Revenant (“El Renacido”), de Alejandro González Iñarritu y Mad Max: Fury Road (“Furia en el Camino”), de George Miller, ambas siendo las que mayor cantidad de premios habían ganado durante la noche. Incluso Bridge of Spies (“Puente de Espías”) le ganó el premio a Mejor Actor de Reparto a Spotlight, con todo y que Mark Ruffalo también se aventó un papelazo. Realmente, nadie (nadie) se esperaba tal resultado. Pero ¿por qué nadie se lo esperaba? ¿Por qué éste fue un resultado tan polémico para algunos de los que no nos dejamos atontar con lo de “No mams, Leo ya ganó un Oscar, vámonos a festejar al Ángel como los idiotas enajenados que somos!!! LOL-LMFAO-YOLO #valesvergaMéxico”? (Neta que dan pena ajena…).

“Ni modo, chavo, te la pelas. ¿Pa’ qué no me contratas otra vez…?”