25 ene. 2011

Cuando los Transformers eran Todos Malos.

Tengan miedo. Tengan mucho miedo. En un futuro tal vez no muy lejano, los robots probablemente decidan sacar a los humanos a patadas de este planeta (y de la existencia en general). Ah, ¿creían que eso también era ciencia ficción? Pues no. Un número cada vez mayor de desarrollos científicos indican lo contrario.

 Como un Terminator con esteroides...

Todo pasa muy de repente. Un día, todo parece ser como se supone debe de ser. Pero al día siguiente… hay guerra.

Mientras apartas las cortinas de tu ventana en la mañana, te encuentras con las calles llenas de caos y desesperación. Una unidad robótica de control de tránsito persigue a tu vecina Mary por la calle. La unidad robótica de ventas de la tiendita de la esquina mantiene al tendero contra el suelo. Y mira, ahí va tu vecino, Pancho, siendo perseguido por uno de esos microbuses automáticos.

Entonces, escuchas un sonido retumbante. Desde el otro lado de la avenida, un pelotón de robots grandes, verdes con negro, entra marchando. Recuerdas haberlos visto en la TV: son los robots que el ejército usa para operaciones militares estratégicas. Pero ésta vez, parecen operarse completamente por sí mismos. Sistemáticamente y con extrema precisión, limpian el barrio de humanos, ejecutando a todo aquél que se encuentran.

Lentamente, te apartas de la ventana. Te tallas los ojos. “Esto debe ser un sueño”, te dices a ti mismo(a), “sí, una pesadilla bien rara, ¿qué más puede ser?” Pero entonces, sientes una horrible punzada de dolor en el cuerpo. Mientras caes al piso, empapado(a) en sangre, giras la cabeza. Allí, justo a tu lado, está tu devota robot doméstica, “Chencha”. Está sosteniendo tu nuevo cuchillo de cocina, lanzando extraños pitidos y zumbidos de placer…