14 sept. 2015

"Pinche Tom..."

Oigan. OIGAN. ¿Se acuerdan de esa película, "Ninfómana", en la que se veía un monton de SEXO, y que además tenía 2 partes, y en la segunda había un montón de SEXO BIEN ENFERMO? ¿Sí, se acuerdan? Pues esa NO es la película de la que voy a hablar a continuación. Pero SÍ es del mismo director, nomás que ésta salió antes y está más chida.

(Lars von Trier, 2003)

"Todos te odiamos, Tom..."

Dogville es una película bastante inusual, situada en un periodo de tiempo caracterizado por sus rarezas sociales, durante la terrible recesión de los 30’s en E.U.A., donde el país era casi gobernado por las nacientes Mafias “del Alcohol”, y prácticamente nadie sabía qué onda con sus vidas. Esta situación extraña nos lleva a un pueblo bastante extraño, en un escenario aún más extraño, en lo que el director llama un “drama filosófico”. Órale… 2003 era una época más sencilla, cuando Von Trier era un poquito más sutil, y sus pelis, efectivamente, eran más "dramas filosóficos" que "brutales tragedias existenciales".

La historia inicia en un lugar llamado (a ver, adivinen) Dogville, un pueblito situado casi en medio de la nada, con una población de alrededor de 20 personas, que llevan un estilo de vida bastante hermético. Mientras un tal Tom (Paul Bettany) intenta generar unidad en este pueblucho para filosofar sobre cuestiones morales que al parecer a nadie le importan, aparece de repente Grace (Nicole Kidman), que anda huyendo de una banda de mafiosos que al parecer pretenden convertirla en material de camposanto. Entonces Tom, como es bien listo el muchacho (nótese el sarcasmo), cree ver en esto la perfecta oportunidad para llevar a la práctica sus viajes filosóficos, haciendo que el pueblo demuestre compasión y solidaridad para con una perfecta extraña.
 
Aquí me voy a tomar una pausa nadita abrupta para cambiar de tema y hablarles del aspecto visual de la película. Es como una obra de teatro de bajo presupuesto, pero de muy alta calidad. La escenografía es mínima. A pesar de que Dogville supuestamente es un pueblo en las montañas, todo se desarrolla en un escenario con fondo negro. Lo único que nos sugiere una escena montañosa son unas vigas de madera y unas rocas falsas con un letrero de "Mina". Las "casas" del pueblo no sonmás que trazos blancos sobre el suelo que dicen "casa". Incluso el perro del que oímos es un dibujo de gis sobre el piso. La sutil iluminación nos ayuda a guiarnos conforme al paso del tiempo (día, noche, luna, fuego, etc.), y la música se utiliza solo cuando resulta imprescindible, y si acaso.
 
En fin, volviendo a la trama. Total, que el inutil de Tom convence al pueblo de "hacerle un paro" a Grace y, como suele pasar con toda situación que involucre “damiselas en peligro” y gente gandalla, pues la cosa empieza bien, pero acaba horriblemente mal. Al principio, luego de “filosofar” un rato, la gente acepta a Grace de muy buena gana, permitiéndole ayudarles en sus labores diarias. Pero, luego de un tiempo, empiezan a cargarle cada vez más la mano. La situación empeora feamente cuando una patrulla policiaca aparece en el pueblo, y cuelgan un cartel donde dice que las autoridades buscan a Grace por estar involucrada en actividades delictivas. La gente empieza a temer por su propia seguridad, y se convoca otra asamblea.
 
Durante dicho evento, el imbé… listo de Tom, propone que los pueblerinos se ensañen aún más con la pobre mujercita, y aquellos aceptan gustosamente, hasta llegar al grado de… quebrantar sus “garantías individuales”… sí. Sin embargo, la muchacha hace acopio de toda su valía, y resiste la situación lo mejor que puede, incluso creyendo encontrar algo de apoyo moral en el idiota de Tom. En serio es muy, muy idiota. Conforme la situación empeora y los mafiosos empiezan a darse sus roles por el pueblo, Grace de plano mejo intenta huír, pero la cachan y entonces de veras empiezan a pasarse muy gacho de lanza con ella. Todos. En serio, son muy ojetes. ¡Y Tom es un grandísimo hijo de #$%&...!
 
Todo culmina cuando los mafiosos deciden aparecer abiertamente en el pueblo, reclamando la presencia de la fugitiva. Después de una asamblea más, la cual ya estaba por demás, los lugareños deciden entregarla, solo para descubrir que el jefe de los mafiosos en realidad era… Bueno, mejor no les cuento el final. Solo resta decir que es una película que vale bastante la pena, con una trama en verdad sólida y una muy peculiar ambientación.

"Todos te odiamos, Lars..."




Así que no pierdan más tiempo y corran (sí, corran) a ver Dogville, que los dejará bastante sorprendidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario